Acostumbrar a tu mascota al trasportín

Acostumbrar a tu mascota al trasportín

Acostumbrar a tu mascota al trasportín lleva tiempo. Se ha de hacer de forma gradual y procurando que el animal lo sienta como suyo en todo momento. No se le ha de forzar. Aquí tienes unos cuantos trucos para conseguirlo:

Acostumbrar a tu mascota al trasportín

1.- Cuanto antes tengas el trasportín mejor

Si ya tienes uno y tu peque está acostumbrada a él, mucho mejor. Si no, cuanto antes te lo enviemos o antes compres uno para acostumbrar a tu mascota al trasportín. Ten en cuenta de que has de comprar uno aprobado por IATA de la medidas correctas, es muy importante ya que si no cumple con los requisitos de espacio necesarios no irá cómodo y pueden denegarle el embarque.

2.- Demúestrale que el trasportín es suyo

Deja que lo huela. Ponle su mantita dentro para que descanse, ponle juguetes, ponle comida dentro, juega con él a su alrededor, déjalo donde él lo pueda ver y lo pueda disfrutar. Tienes que demostrarle que es suyo para acostumbrar a tu mascota al trasportín.

3.- Déjalo montado a la vista, y sin la puerta montada

No lo escondas ni lo guardes. Que esté a la vista para acostumbrar a tu mascota al trasportín. Puede convertirse en su nueva cama o su nueva zona de juegos. Tenerlo en el salón es una buena idea. Más delante, cuando se acostumbre, ya lo montarás con la puerta e irás probando de cerrársela durante períodos de tiempo cada vez más largo. Todo tiene que ser progresivo.

4.- No lo fuerces a entrar

Los animales se han de acostumbrar poco a poco a él. Si le presionas desde un primer momento, puede que lo malinterprete y se piense que va al veterinario o de viaje. No le gustará y será más difícil acostumbrarlo. Lo mejor es que lo dejes montado a la vista sin darle importancia, como un elementos más de la casa, e introdúcelo a tu mascota poco a poco con juegos, comida y mantas. Deja que él se acerque, lo huela y lo investigue por su cuenta. Se ha de acostumbrar a su olor. Poco a poco se dará cuenta de que es suyo y de que lo puede utilizar para jugar o descansar.

5.- Si tiene mucho miedo, hazlo por partes

Si tu mascota no se atreve a acercarse o sólo meter la cabeza ya sale corriendo, puede que necesite una adaptación más pautada, más lenta. Para ello desmonta el trasportín y deja sólo la parte inferior, al menos durante una semana. Ponle su manta encima o déjale regalitos y que se acostumbre a pasar por encima. Siempre sin forzarlo. Ponle el bol de la comida cerca o incluso dentro, que se acostumbre gradualmente. Cuando haya pasado una semana y lo vea como algo normal, monta la parte de encima del trasportín. El siguiente paso es utilizar la puerta.

6.- Cuando se haya acostumbrado, utiliza la puerta

Una vez que ya entre, juegue o duerma tranquilamente sin mostrar miedo como si fuese un elemento más de la casa, entonces debes probar a cerrarlo con la puerta del trasportín. Primero instalas la puerta y repites el proceso para que se acostumbre. Más adelante, comienza a encerrarlo estando tú delante y dándole premios. No te alejes y mantente siempre a su lado. Poco a poco te irás alejando hasta que pueda estar solo en el trasportín, sin agobiarse. Prueba varios días durante 5 minutos, estando tú delante. Más adelante moviéndote a otra habitación. Y luego alargando los tiempos para acostumbrar a tu mascota al trasportín.

Si quieres transportar a tu mascota en las mejores condiciones, rellena nuestro formulario online y te informaremos de todas las opciones de ruta posibles.

¡Amamos los animales!

friendly

Sabemos lo importante que es tu mascota, nosotros también tenemos, y son parte de la familia. Por eso los cuidamos como si fuesen nuestros. Con BAggagePets están en las mejores manos.

Más de 7 años de experiencia

EXPERTS

Durante varios años hemos transportado animales de todas las razas por todo el mundo. Trabajamos con las mejores compañías aéreas en transportes de animales y conocemos los protocolos y los requerimientos veterinarios de cada país. Con BaggagePets tu peque estará en las mejores manos.